¿Tienes ansiedad en época de exámenes? 6 consejos para decirle adiós

0

bannernoseestudiar

El proceso de decisión de carrera, es uno de los aspectos más importantes de tu desarrollo y felicidad personal. Decidir lo que vas a “ser” en el futuro, es uno de los propósitos esenciales en tu vida. Es precisamente por esta razón, por lo que a veces, cuándo piensas en el tema, te muerdes las uñas, o comes pipas como si no hubiera un mañana: hola ansiedad.

¿Cómo nos influye la ansiedad a la hora de tomar una decisión?

Diferentes estudios han demostrado que las personas que sufren mayores niveles de ansiedad  son aquellos que tienen un menor nivel de certeza y mayor grado de indecisión, por lo que es necesario un esfuerzo para poder manejarla y poder afrontar con más seguridad la elección sobre qué carrera estudiar, o por dónde seguir tu camino para desarrollar esas habilidades en las que ya estás pensando y que te hacen diferente a los demás. Así no nos equivocamos y vamos sobre seguro.

Hoy estaba pensando que en Junio me toca elegir y aún no sé qué voy a hacer con mi vida, me agobié tanto que atraqué la nevera, me puse irritable y me enfade con el novio/a, le conteste a mi padre y me cayó una bronca, me comí todas las uñas…

Todas son respuestas a la ansiedad, respuestas que no solo, no te facilitan aclararte las ideas, sino que además te complican la situación. Ya no sólo tienes en la cabeza el “no se qué hacer con mi vida”, sino que ahora además,  súmale los problemas en casa, el dolor de ese padrastro que te acabas de hacer, o el empacho que tienes. No compensa ¿verdad?. Desde Uveni, queremos ayudarte a elaborar un plan de emergencia ante la ansiedad por el futuro, es sencillo, sólo sigue las siguientes recomendaciones:

Aprende técnicas de relajación:

Prueba a simular que tu vientre es un globo y que lo hinchas cuando exhalas y lo desinflas cuando inhalas, pon las manos en él y concéntrate en los movimientos. Práctica mínimo durante dos minutos, notarás el efecto.

Reserva una hora diaria a hacer actividades que te gusten

Prohibido pensar durante esa hora. Es muy frecuente que hayas estado en mil cosas, o dándole vueltas a las dudas, y hayas olvidado dedicarte un tiempo a ti mismo/a, esto te puede provocar frustración, ya que apenas has tenido un momento agradable en el día, con las clases y la preocupación. Intenta practicar alguna actividad deportiva para disminuir la ansiedad, es el momento ideal para un partido de futbol con los colegas, una sesión de zumba o salir con la bici. Cuando realizamos actividades que nos gustan nuestro cerebro libera neurotransmisores que no sólo nos hacen sentir bien, sino que también nos relajan.

Cambia tu forma de pensar

Pensarás que no es nada sencillo, y es verdad, pero si lo prácticas es algo que te servirá cada vez que tengas un problema. Se trata de entrenar, igual que lo haces en el gym, para un partido, o para ser la mejor en tu juego favorito.

Si sientes ansiedad, tu pensamiento será rígido, tal vez te hayas empeñado en una idea, y cada vez que te sugieren otra cosa atacas como un león, en lugar de razonar adecuadamente tu postura, y escuchar opiniones por si te pueden valer (recuerda que cada día se aprende y puedes encontrar un mentor a la  vuelta de la esquina, como les ha pasado a los grandes).

Además es posible que estés preocupado por las tareas para mañana, los exámenes de Junio, o la visita la semana próxima al dentista, todo te preocupa. Todo ello genera una gran cantidad de ansiedad y desasosiego que lejos de ayudarte te perjudica. Piensa que tu objetivo es el próximo paso que tienes que dar e intenta centrar tu atención en hacer lo mejor posible lo que tienes, EN ESE MOMENTO, entre manos, y así objetivo a objetivo el éxito está asegurado. Mete tu ansiedad en el bolsillo, y llévala encima, es una emoción como cualquier otra.

Pero ábrete a lo demás, y no estés mirando dentro, así es difícil hacer nada bien ¿verdad?.

No dejes cosas “colgadas”

Si dejas tareas sin hacer, estarás continuamente pensando en ellas, ¿no te merece la pena, planificarlo, hacerlo y el tiempo que te quede, disfrutar de verdad?, planifícate bien y no dejes nada por hacer, te librarás de una gran fuente innecesaria de tensión que no te ayuda a la hora de pensar que hacer con tu futuro.

Foco foco foco

¿No te ha pasado, que a veces has comido frente al ordenador, haciendo algo de clase, mientras usas el whatss para hablar con un colega, y te arreglabas las uñas?

¿Muchas cosas a la vez no?, si después de esto me dices que te sentías como si estuvieras en la playita disfrutando del solecito en tu cara, no te creeré, es imposible. El problema de hacer mil cosas a la vez, es que nuestro cerebro se está retroalimentando constantemente de las señales que le envía nuestro cuerpo; de esta forma, la agitación del cuerpo, y los sentidos, le indica al cerebro que necesitamos más energía, y éste  aumenta los niveles de ansiedad.

Cuando nos acostumbramos a este ritmo de vida, estamos creando un círculo vicioso que genera más ansiedad. Es razón suficiente para echar el freno y hacer una cosa cada vez.

Controla los ticks

Cuando la ansiedad nos saluda, es bastante usual que pongamos al de al lado de los nervios por alguna que otra “manía”. Puede ser mover la pierna sin parar, dar vueltas al pelo hasta que nos quedamos medio calvos, hacernos una manicura casera a base de mordernos las uñas, hacer ricas a las fábricas de bolis o simplemente poner a tu madre histérica porque no paras de dar paseos por casa en lugar de sentarte tranquilo ¡al menos 5 minutos!

Estas conductas son percibidas por nuestro cerebro y sólo contribuyen a aumentar la ansiedad. Por ello, es importante que reconozcas las tuyas. Prestar atención a cuáles son estas señales de alarma es el primer paso para poder controlar la ansiedad y empezar a afrontarlas, si lo consigues, ¡felicidades! tu ansiedad se reducirá un tercio.

Esperamos que te sea útil y que intentes ponerlo en práctica, ¡buena suerte!

bannernoseestudiar

Imagen | Behance

Sobre el autor