Selectividad 2016 : La guía definitiva

0

A estas alturas ya lo tendrás todo listo: habrás llevado a cabo la planificación de tu estudio, tendrás las asignaturas más o menos listas, sabrás el calendario de exámenes, alguna idea de cómo se calculará tu nota final y quizás, y sólo quizás, hasta tengas claro que quieres estudiar. De todas formas, hemos preparado para ti la Guía definitiva para la Selectividad 2016. (Si eres orientador, utiliza esta guía como guión para elaborar las charlas previas a tan importante prueba).

Índice

¿Cómo es el examen?

Como ya sabes la Selectividad (PAEG o PAU) es la prueba que valora, con caráter objetivo, tu madurez académica. Cómo de preparado estás, los conocimientos y capacidades que habrás adquirido en Bachillerato y tu capacidad de iniciar las enseñanzas oficiales de Grado con éxito.

Estructura del examen

El examen tiene dos fases: una fase general y otra específica.

Fase general

Obligatoria para todos. En esta fase te examinarás de las materias comunes de 2º de Bachillerato. Estará formado por los siguientes ejercicios: Lengua Castellana y Literatura, Historia o Filosofía, Lengua Extranjera y un cuarto a elegir una materia de la modalidad de Bachillerato que hayas cursado. Además si estudias en una Comunidad Autónoma con lengua cooficial, tendrás un quinto ejercicio si tu comunidad así lo indica.

Recordarte que cada ejercicios tendrá dos opciones entre las que podrás elegir la que quieras realizar.

Fase específica

Aquí tú eliges. Primero si quieres hacerla o no ya que es optativa. Y en segundo lugar, cada uno se puede examinar de las materias de modalidad de bachillerato que decida.Puedes elegir hasta cuatro adicionales y siempre diferentes a la de modalidad que elegiste en la fase general, tres en Cataluña. Biología, Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente, Dibujo Técnico… entran en esta categoría.

No necesitas haber estudiado esa modalidad de Bachillerato para realizar una prueba específica. Eso sí, te será más fácil si ya la has estudiado en clase.

La duración de cada ejercicio será de una hora y media.

¿Cómo calculo mi nota?

Puede parecer un pequeño lío. Notas, variables y nombres que te pueden liar. Intentamos explicarte paso por paso cómo calcular tu nota de acceso y de qué depende cada término.

En primer lugar, tenemos que tener en cuenta la Nota Media de Bachillerato. Esta vale un 60% de la nota final. Esta nota la sabrás en el momento que tengas las calificaciones de este curso, y junto con las del año pasado se calcula la media.

A continuación tenemos la Calificación de la Fase General. Un 40% de la nota. De igual forma, una vez sepas las notas obtenidas en las pruebas de la fase específica, no tienes más que hacer la media para saber su valor.

Por último, las calificaciones de la fase específica. Aunque puedes elegir hacer hasta un total de 4 pruebas, sólo se tendrán en cuenta aquellas dos que te den una mejor nota para acceder a la carrera que deseas. Cada una de estas notas se multiplicarán por 0’1 o 0’2 dependiendo de la importancia que se le dé a esa asignatura en la universidad de destino. Es decir, dependiendo de la Universidad en la que quieras estudiar, tus notas de la fase específica valdrán más o menos. Aquí tienes los parámetros de ponderación para las asignaturas de la fase específica

La suma de la Nota Media de Bachillerato y la Calificación de la Fase General da lugar a un número entre 0-10. Esta nota media se guarda de forma indefinida. La fase específica añade a este valor hasta llegar a un máximo de 14. La nota de la Fase específica se guarda durante los dos años siguientes a realizar la prueba.

Resumiendo:

1- Toma tu Nota Media de Bachillerato y multiplícala por 0’6.

2- Toma la Calificación de la Fase General y multiplícala por 0’4.

3- Dependiendo de la carrera que quieras estudiar, observa los valores de ponderación para las pruebas específicas de modalidad que hayas realizado.

4- Multiplica tus notas de modalidad por el valor de ponderación que le corresponda.

5- Súmalo todo y tendrás tu Nota de Acceso.

ANTES del examen

Duerme bien. Esto es algo que vendrás trabajando desde antes. Los nervios o cualquier otra cosa pueden hacer que te cueste algo más. Pero debes intentarlo. Deja ya los repasos de última hora, los atracones y el exceso de café (¿porque RedBull y derivados ni probarlo verdad?).

Cuida tu alimentación. Ya no sólo para el examen, estos consejos son permanentes. Cuidar tu forma física repercutirá positivamente en tus resultados. Desayuna bien los días de examen para aguantar el gasto de energía al que te vas a enfrentar. Un ejemplo de un desayuno completo podría ser: un zumo de naranja, un vaso de leche y una pequeña tostada de pan integral con aceite y tomate.

Se acabaron los atracones de estudio. No sirven de nada. Si has elaborado una correcta planificación llegarás más que preparado. Y si no es así, un atracón no va a hacerte llegar más preparado. Hará que duermas peor, comas peor, estés más nervioso y todo esto repercutirá negativamente en ti.

Una buena opción para estos últimos días es acudir a los esquemas. Cuando el examen se acerque, tendrás la sensación de que no sabes nada. Tanta información en tan poco tiempo te hará sentir como una olla a punto de explotar. Elaborar esquemas para repasar los puntos clave te puede ayudar a organizar todo ese conocimiento aprendido y a relajar esos nervios.

Combate el estrés y la ansiedad. Es normal, el que diga que no se pone nervioso miente. Pero debes saber controlar esos nervios. Para ello puedes acudir a técnicas de relajación, algún hobbie… y dedicar tiempo a despejarse. Que no todo es estudiar. Si quieres algún consejo más sobre como ganarle la batalla a los nervios te recomiendo leer este artículo.

Haz algo de deporte. Te ayudará para todo lo anterior, dormir mejor, te ayudará a desconectar y relajarte…

El día antes del examen. Deja todo preparado. Bolígrafos, calculadora, lápiz, goma, agua, caramelos… todo lo que vayas a necesitar. Y DNI que no se te olvide. Confirma el lugar y la hora de comienzo del examen. Y desconecta, no vas a aprender lo que ya no hayas aprendido. Relájate y coge fuerzas.

El día del examen. Sal con tiempo. Nunca se sabe que imprevisto puede estar esperándonos para complicarnos la mañana. De esta forma evitas llegar más nervioso de lo necesario. Una vez allí, pasa de los comentarios de última hora. Tampoco los hagas. Todos sabemos que no sirven de nada.

DURANTE el examen

Guarda silencio y atiende. De esta forma escucharás las indicaciones el Tribunal. Toda la información que te puedan dar puede ser relevante (procedimiento, qué tienes que hacer con las etiquetas, tiempo estimado de la prueba…). Apaga el móvil y olvidate de él hasta terminar las pruebas.

Lee bien toda la prueba. De esta forma, podrás elegir la opción en la que creas que vas a obtener mejores resultados. Párate y piensa que pide cada ejercicio y valora que opción elegir.

Organiza el tiempo del que dispones . Una vez hayas seleccionado una opción, organiza el tiempo. Primero haz las preguntas seguras, y ve dejando para el final aquellas que te generan alguna duda.

En las preguntas de desarrollo, ayúdate de un esquema. De esta forma no olvidarás poner nada e irás sobre seguro. Responde lo que te preguntan: No por escribir más, tendrás más nota. De ahí la importancia de leer bien la prueba. Ahorras esfuerzo y tiempo. Argumenta tus respuestas con ejemplos si es necesario. Intenta razonar aquellas preguntas que no sabes que piden. Darles un poco más de tiempo puede marcar la diferencia de que se te encienda la bombilla. Si te bloqueas, pasa a la siguiente.

Cuida la presentación y la ortografía. Revisa y cuídala. Margenes, vocabulario, ortografía. Aunque pueda no parecerlo influye en la nota final.

No copies. Obvio.

Antes de entregar el examen revísalo. Un último vistazo a la prueba puede ayudarte a ver cosas que se pasaron por alto o que puedes mejorar con el tiempo disponible. Además te ayudará a reforzar la idea de que te ha salido bien el examen.

Entre exámenes, de nuevo, olvida los comentarios. No ayudan y sólo puede generarte más nervios para el siguiente ejercicio. Lo hecho, hecho está. Ya has terminado esa prueba, pasa a la siguiente.

DESPUÉS del examen

En primer lugar, y lo más importante: sé positivo.

Cómo decíamos antes, lo hecho, hecho está. Y puestos a elegir cómo afrotar el post-selectividad, hay que hacerlo con positivismo. Probablemente se acerque uno de los mejores veranos de tu vida. Te damos alguna información sobre las cosas que tendrás que tener en cuenta una vez termines selectividad.

Las notas

Lo que más te importará. Hay dos cosas importante en este aspecto:

Primero. Si no estás conforme con tu nota y quieres reclamar.

Y una segunda cuestión importante, ¿dónde puedo mirar las notas de corte? La primera opción siempre es buscar información en la página de la Universidad en la que quieres estudiar. Tamibén puedes utilizar para ello esta app para tu móvil, o ésta otra.

Recuerda que las notas de corte varían cada año dependiendo de la demanda y de las calificaciones obtenidas. Por ello es importante que tengas una información actualizada para que luego no te lleves ningún disgusto.

No sé que voy a estudiar

Tienes algo de idea (porque de ello dependían las modalidades que hayas hecho en la fase específica) pero no lo tienes claro. Cómo contabamos en este artículo, saber que estudiar depende de muchas cosas: motivación, iniciativa, dinero, mercado laboral…. Esto sin contar con lo que tu familia quiere.

La elección es tuya, por ello aprovecha toda la información de la que dispongas antes de realizar tu preinscripción. Tu familia puede influir pero no debe decidir y es algo que debes entender. Si sólo de pensarlo te da miedo, que no debería, en este artículo te damos algunas estrategias para tener “esa conversación”.

Por último te facilitamos algunos recursos que te ayudarán a obtener más información, conocerte más a ti mismo y elegir con conocimiento. Siempre que sea posible, consulta directamente con el orientador de tu centro. El podrá darte una información más contrastada y ya te conoce. Estos test o webs deben servir como información adicional, y no como sustituto.

  • loquequieroestudiar: posee un buscador de grados con información de las salidas profesionales más frecuentes y las universidades dónde cursarlas.
  • Workinside: el “youtube” de la orientación. Vídeos en los que podrás ver experiencias de la gente que estudio aquello que quizás quieras estudiar. De esta forma, conocerás más información sobre las salidas, experiencia, cómo es el trabajo después de la carrera…
  • Por qué estudiar- Universia: en forma de fichas informativas, toda la información sobre un gran número de carreras.
  • EL GR: a través de un test guiado, conocerás qué te gusta, qué te gusta hacer, qué sabes hacer… y en consecuencia te recomendará unos estudios.
  • ¿No sabes qué estudiar? – Uveni: un ameno video-test interactivo. Al terminar conocerás algunos aspectos de tu personalidad. No son determinantes pero pueden darte alguna idea sobre tu elección. Además, de forma simpática, conocerás algunos famosos con esos mismos rasgos de personalidad.
  • Servicios de información de preinscripción universitaria- Mecd: Contacto de todas las universidades para que sepas dónde preguntar si te surge alguna duda.

Esta guía nace como referente. Será actualizada y completada. Si tienes alguna duda puntual puedes utilizar los comentarios. Comparte, ayuda a completar y mucha suerte en esta nueva etapa de tu vida.

Imagenes | Flickr y Flickr

Sobre el autor