Selectividad 2016: El primer paso para acertar qué estudiar

0

Estamos seguros de que habrás escuchado alguna vez “¡Vaya carácter!”, “¡Tienes una gran personalidad!”, sin embargo, no estaría del todo bien dicho.

 

¿Qué es exactamente la personalidad?

Este concepto corresponde al conjunto de características o patrones que te definen, es decir, el conjunto de pensamientos, sentimientos, actitudes, hábitos y comportamientos, que de manera muy particular, hacen que seas una persona única y diferente a todas las demás. La personalidad es fundamental para el desarrollo de tus capacidades y para funcionar en los diferentes grupos sociales a los que perteneces.

Pero, si la personalidad nos define como personas ¿Es posible mejorarla?

Buenas noticias: POR SUPUESTO QUE SÍ.

Es posible cambiar o modificar todo lo que la forma, o pequeñas partes, para desarrollar nuestros aspectos más positivos y corregir nuestros puntos débiles. Para conseguirlo puedes ayudarte de diferentes herramientas. Herramientas que te permiten profundizar sobre quién eres y pueden suponer un pistoletazo de salida hacia el encuentro con una mejor versión de ti mismo y prepararte para la selectividad. Tu familia, tu tutor, el orientador de tu centro o desde Uveni, tienes a disposición cuestionarios y materiales que te ayuden a conocerte. Como nuestro test interactivo, que te ayudará a dar la primera pincelada o ese Portal de Formación.

A estas alturas te estarás preguntando ¿qué tiene que ver mi personalidad en la elección de mi futura profesión, con qué estudiar? Sin duda, tu forma de ser condicionará cada una de las decisiones que tomes en tu vida. Pongamos un ejemplo: piensa en la típica pregunta qué te hacían cuando eras pequeño: “¿Qué quieres ser de mayor?”. Si la personalidad no tuviera ningún papel en las decisiones que tomamos, todos hubiéramos dicho que queríamos ser futbolistas, cantantes, veterinarios o  astronautas, y no es así, aunque la mayoría nos viésemos en el momento del despegue, con un deslumbrante traje de la NASA o jugando junto a Cristiano o Messi.

Qué estudiar te dirige, además de hacia una actividad u opción laboral, hacia una forma de vida. Y la solución no siempre está en ir físicamente a la universidad. Una decisión que sin duda condicionará tu destino, por lo que no se debe dejar al azar, ya que dicha profesión formará parte de tu identidad, de tu “yo”, y a través de ella conseguirás un papel en este mundo, un estatus en la sociedad, buenos  amigos, y quién sabe, si un novio o novia.

Elegir forma parte de tu crecimiento interior y el desarrollo de tus pensamientos, sentimientos, y comportamientos. Es en ese momento donde entrarán en juego cada experiencia que haya ocurrido en tu vida, y que haya sido importante para ti. La realidad que has vivido, es precisamente, la que te conducirá a dar siempre más valor y decidirte por una de las opciones, posibilidades, situaciones o ilusiones con las que te enfrentes.

Como has podido comprobar, elegir de forma acertada a qué dedicarse en el futuro parece complicado. No tomes atajos ni soluciones fáciles, te animamos a elegir con conocimiento.  ¿Empezamos?

Sobre el autor